sábado, 16 de febrero de 2008

Comunicado de la Red por las libertades y el diálogo - 14.02.2008



Red por las libertades y el diálogo (Para Kaos en la Red)


Las decisiones judiciales adoptadas en los últimos días expresan un peligroso paso adelante no sólo en la criminalización de la izquierda abertzale sino en la agresión a derechos básicos que está afectando al conjunto de la población en el Estado español.

Queremos denunciar que desde la ruptura de la tregua por parte de ETA en diciembre de 2006, que implicó el cierre final del proceso de paz, el gobierno, en colaboración con el poder judicial, ha emprendido una política que vulnera todos los principios de un estado de derecho.

Ya lo denunciamos con las sentencias del macro juicio 18/98, donde se condenaba a personas que nada tenían que ver con acciones violentas, y quedó claro que lo que se condenaba eran ideas bajo la excusa del “entorno”, como ahora ocurre con la tesis del “umbral”, para asimilarlas a ETA.

Las últimas actuaciones del juez Garzón y de la Sala Especial del Tribunal Supremo se sitúan en la misma dirección: impedir el libre ejercicio de la acción política de un importante sector del pueblo vasco. Con el agravante de la brutalidad policial para impedir el libre derecho a manifestarse como ocurrió el domingo pasado.

Las ultimas 14 detenciones son más de lo mismo, pero la forma con la que ha actuado el juez demuestra su colaboración con los poderes políticos de turno, pues montar la parafernalia de 400 agentes, no es ni más ni menos que para que fuera de Euskadi se vea el peligro que se corría con esta operación anti-terrorista.

Con Franco eran más evidentes las formas empleadas, pues prohibía los partidos por ley y para reprimir al pueblo vasco decretaba los estados de excepción. Hoy se practican ambas cosas retorciendo las leyes que ellos mismos dicen defender y mintiendo.

Detenciones, ilegalizaciones y estados de excepción no resolverán el problema político que arrastra el estado Español desde aquella transición vigilada y amordazada que dio a luz esta democracia que sigue estando vigilada y amordazada.

Por todo lo anterior exigimos la vuelta a la normalidad democrática, la derogación de la Ley de Partidos, la libertad de todos los detenidos y una tregua indefinida a la organización ETA, para volver a abrir las vías del dialogo como única forma de resolver un conflicto que ya dura demasiado tiempo.

Madrid, 14 de febrero de 2008

Red por las libertades y el diálogo de Madrid.

1 comentario:

ArbericaN dijo...

miranda siempre antifascista, nunca burgalesa